ECOLIFE

ECOLIFE

La propuesta se desarrolla a través del diseño de una estrategia abierta que permita un amplio abanico de posibilidades. Para ello se desarrollan consecutivamente unos criterios que favorecen la adaptación a la topografía, el aprovechamiento de las vistas, la correcta orientación de las viviendas, el confort de los espacios privados y comunes, la flexibilidad, la sostenibilidad y la economía.

Adaptación a la topografía – Sección

Con la intención de realizar la mínima excavación posible en un suelo de composición rocosa proyectamos un bloque escalonado, respetando la orografía del terreno y reduciendo los costes de la promoción. Este retranqueo en sección proporcionará la posibilidad de generar grandes terrazas ajardinadas descubiertas que marcarán la forma de vida al exterior en contacto con la naturaleza.

Adaptación a la parcela – Planta

Siguiendo la forma sinuosa de la parcela, las viviendas se retranquean también en planta, generando un sistema que permite una adaptación minuciosa a la topografía de la parcela, cumplir con la normativa de retranqueos y longitud de edificaciones.

Adaptación a las vistas y orientación

El sistema de retranqueos planteado permite un aprovechamiento máximo de las vistas, tanto al mar como a la montaña. Además, de este retranqueo se consigue una orientación sur, la óptima para el clima en el que nos encontramos.

Adaptación al programa

La propuesta define una planta tipo de dos dormitorios por planta y una disposición simétrica respecto al núcleo de escaleras. Sin embargo, la organización de las viviendas permite formalizar bloques de viviendas de uno, dos o tres dormitorios, por lo que el resultado final dependerá de la demanda del mercado.

La vivienda se proyecta bajo la premisa de que todas las estancias estén orientadas hacia las vistas y en continuidad con la gran terraza que protagoniza la vivienda. Mientras que las zonas húmedas se orientan a norte, los salones y dormitorios se orientan a sur en continuidad con la terraza. Su sistema de compartimentación interior permite una sencilla transformación del espacio.

Adaptación sostenible

Los criterios de sostenibilidad y ahorro energético dependen exclusivamente de parámetros del lugar, concreto y específico, donde se asienta la arquitectura, resultando inadecuado importar estrategias de otras latitudes.

En un clima templado mediterráneo como el de Torrox, donde las temperaturas son templadas en invierno, moderadamente calurosas en verano y con un alto índice de radiación, se recurre a un sistema cuya forma tiene implícita una adaptación al clima. La creación del sistema de terrazas escalonadas reduce al mínimo la superficie de fachada expuesta a la radiación directa y posibilita la creación de un jardín privado que refresque los espacios de las terrazas.

El sistema escalonado facilita también la creación de ventilaciones cruzadas en las viviendas superiores, mientras que las inferiores quedan al resguardo de la inercia térmica proporcionada por el terreno. Aunque casi todo se consigue a través de las terrazas, se proponen sistemas que aumenten la eficiencia energética, como son la instalación de sistemas de ventilación en los que interactúan tubos canadienses y chimeneas solares, placas solares y fotovoltaicas.

La conjunción de las diferentes estrategias planteadas ajustarán los valores de temperatura, humedad, radiación, velocidad del aire y acústica que determinan el confort y el ahorro energético deseado.

marinauno arquitectos + aq8 arquitectura

Arquitectos:
Juan Manuel Sánchez La Chica
Adolfo de la Torre Prieto
Alberto García Marín

Colaboradores:
Violeta Sánchez Sánchez
María Bataller Hormeño
Andrea Cabrera Cosano
Carmen Díaz Sánchez
Roberto García Sánchez

Carlos Rodriguez Guirado – ROMVO Architecture&Design