Santo Tomás

RESTAURACIÓN DE LA FACHADA DEL HOSPITAL DE SANTO TOMÁS

El edificio del Hospital de Santo Tomás fue fundado en el Año 1505 por el caballero adjunto a los Reyes Católicos Diego García de Hinestrosa, el cual legó todos los bienes que poseía para su constitución.

El terremoto sufrido la noche del 24 de diciembre de 1884, provocó que el edificio se incendiase. El inmueble se resintió de tal manera que fue precisa su demolición, reconstruyéndose de nueva planta en clave historicista con estilo gótico mudéjar. La junta de patronos que lo administraba, acordó su reconstrucción, encargando al arquitecto provincial D. Juan Nepomuceno de Ávila y Bermúdez de Castro la dirección y planos, que fueron aprobados por real orden de 21 de noviembre de 1887.

El arquitecto plantea en el Hospital de Santo Tomas, y cómo respuesta a la Iglesia del Sagrario frente a la que se sitúa, una fachada que retoma el contraste entre la labrada fábrica de piedra gótica de la Puerta del Perdón y la abstracta fábrica de ladrillo barroca de la Iglesia del Sagrario. Es de destacar la relación con la catedral, ya que el edificio se levantó frente a la Puerta del Perdón, cuando entonces era el acceso a la catedral o “Iglesia Vieja” de Málaga. Esta situación no sólo implica una relación física con la catedral, también establece una dependencia funcional y una relación simbólica debido a las labores que el edificio desempeñó desde su construcción.

Ante el deterioro sufrido por el edificio era preciso la restauración de la fachada desde el punto de vista histórico y de la conservación de la misma. Los tratamientos realizados consisten fundamentalmente en eliminar la suciedad adherida a la superficie sin usar medios agresivos y la restauración de las carpinterías.