Sala de exposiciones en Álora

 

En la avenida de Cervantes y bajo el mirador de las “Casas Nuevas” se construirá la nueva galería de arte y sala de exposiciones “Ciudad de Álora”. Este espacio expositivo acogerá tanto exposiciones permanentes como temporales. El patrimonio pictórico del ayuntamiento se agrupará para encontrar un lugar de exposición en este espacio. Asimismo, los reconocidos certámenes anuales de pintura que convoca el ayuntamiento encontrarán por fin un lugar donde celebrarse. La sala de exposiciones se ubicará en un edificio de reciente construcción y que tiene una superficie de 660 m2. El acceso a la sala se produce por la Avenida Cervantes, a través de una rampa situada frente a la Casa de la Cultura.

 

Para la instalación de muestras tan diversas como las que aquí se proponen es necesario la creación de un espacio versátil, en el que sea posible variar tanto la configuración de sus instalaciones como la de los espacios en que se divide. Se proyecta un espacio flexible, que se pueda compartimentar en distintas salas o que genere un espacio continuo y único. Para conseguir esta versatilidad proponemos la construcción de un techo técnico capaz de albergar las guías de los tabiques móviles que configurarán diferentes distribuciones, las luminarias, las tomas eléctricas, la climatización, etc. Este mecanismo liberará el plano del suelo de cualquier elemento servidor que pueda condicionar las posibles y variadas exposiciones propuestas para este espacio.

 

Con esta operación el techo se convierte en único elemento protagonista del espacio arquitectónico, asumiendo que los paramentos verticales estarán ocupados por la obra expuesta. Teniendo en cuenta las premisas tomadas como punto de partida proyectamos un techo que además de posibilitar la versatilidad expositiva demandada, dotará a esta sala de un carácter propio.

 

Una serie de “vigas técnicas” construyen el “cielo” de la sala de exposiciones. En el interior de estos elementos discurrirán de manera invisible las instalaciones, permitiendo que la altura del techo sea la máxima posible y evitando la instalación de un falso techo continuo en la totalidad de la sala. Esta sucesión de vigas cajón generará una serie concatenada de galerías de exposición.

 

Entre viga y viga se produce un espacio en forma de “U” invertida. Este cajón blanco se convertirá en una gran luminaria que inundará de luz difusa cada uno de los espacios-galería. En los extremos del citado cajón y por encima de la altura del “dintel de luz” se disponen espejos que convertirán este espacio, de manera ilusoria, en infinito.

 

Adosada al muro norte del local se proyecta una crujía donde se ubicarán los usos fijos de la sala, los almacenes y armarios que contendrán los tabiques móviles una vez plegados. Este contenedor asegurará la versatilidad y permitirá la posibilidad de convertir la sala de exposición en un espacio diáfano.

 

Promotor:
Ayuntamiento de Álora